20080717


Ya no me desharé en las pululaciones por el léxico
Ahora sólo quiero fracturarme el cráneo
Cortarme los sesos
Quiero infartarme para que
Por una vez
Salga de mí
Aun con clichés
Una horda de vómitos
La corriente del Mapocho
De la cabezota
Que lleva por nombre
Mamila:

Ya no me importa una o dos
O tres
O veinte pastillas más
Quiero sacarme a Platón
A Sartre
Y debo reconocer
Que a Nietzsche también
De la cabeza
Estoy hecha una mierda
¡Me estoy yendo a la chuchaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!
Quiero dormir
Dormir
Dormir
D O R M I R
Ya no soporto estas bambalinas
Ya no quiero ser mi propio público
Ni siquiera el vello púbico
Esta obra camílica cierra las funciones para sí misma
Se acaba la putrefacta mierdesía
Ahora me voy adentro
Se llamara autismo
O autoestopismo
Adiós a la marcha negra del Transantiago
Y muchos “au revoirs” al pseudo amor




Y así comenzó el ocaso de Camila…

1 comment:

Jorge Ampuero said...

Una patada en el pecho a modo de eclosión poética, en definitiva.

Un abrazo...